CORTE Y PERFORACIÓN EN ALTURA

La posibilidad de aunar los trabajos de corte y perforación con las técnicas de rescate vertical proporciona a los equipos de rescate la capacidad de penetración en estructuras colapsadas a través de lugares de difícil o peligroso acceso, con riesgo de caída o con gran inclinación.

En la imagen anterior podemos ver el estado en el que quedó el edificio PGG en Christchurch (Nueva Zelanda) tras el terremoto de 6,3 de febrero de 2011. En este tipo de derrumbes nos encontraremos con multitud de situaciones en las que nos veremos obligados a usar cuerdas y técnicas de rescate vertical para progresar, buscar y rescatar a las víctimas.

Imagen

En la actualidad, los trabajos verticales están cada vez más en boga. De esta forma se consigue trabajar de forma rápida y segura en entornos en altura sin tener que montar caros y complejos sistemas de andamios. Esta experiencia puede ser utilizada por los equipos de rescate USAR.

En la siguiente imagen, extraída de los catálogos técnicos de PETZL (muy recomendables y de descarga gratuita desde su página web) se muestra una interesante configuración de trabajo.

Imagen

En este caso se utiliza un ID de PETZL, para descender hasta el lugar de trabajo. Asimismo se utiliza una segunda cuerda con un dispositivo ASAP como seguridad.

Otra configuración es la utilizada en la siguiente imagen:

Imagen

En este caso, el rescatador no lleva un dispositivo descensor, dejando las maniobras de descenso y ascenso al resto de componentes del equipo. Esto proporciona, en mi opinión, una serie de ventajas:

  • “Despeja el área de trabajo” del rescatador. Es decir, este no tiene que preocuparse por la colación de los aparatos, de si estos le van a estorbar en su trabajo.
  • Facilita las transiciones ascenso/descenso. Los otros componentes del equipo pueden tener montado un sistema de descenso con un ID o un STOP y convertirlo rápidamente en un polipasto para su ascenso.

Por el contrario, obliga a tener más gente implicada en el rescate.

Imagen

Se debe tener en cuenta también la utilización del EPI para operaciones de corte y perforación (a añadir al propio de Rescate Vertical). Este al menos incluirá potectores auditivos, mascarilla antipolvo (no olvidemos que el polvo de hormigón es dañino por inhalación), guantes de trabajo y gafas de seguridad (peligro por las proyecciones producidas).

Imagen

Otro punto muy importante es el anclaje del rescatador a la pared, como se puede ver en la imagen superior. Este anclaje evita que el operador “rebote” contra la pared debido a la acción de la herramienta. Su colocación mejorará notablemente el rendimiento.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s